7 dic. 2011

La batalla del amor


Todos alguna vez hemos visto relámpagos que intentan de alguna manera, darle fin a esa idea de amaneceres radiantes y atardeceres en compañía. Gigantes tenebrosos que pretenden aplacar la ilusión de una sonrisa que deslumbra desde cualquier punto luminoso, sombras que luchan por eclipsar  la cautivadora luna nocturna, y el sol de nuestros días.

Tú y yo no somos la excepción….



Nuestro amor ha tenido que batallar en más de una oportunidad, y si siempre hemos resultado victoriosos, ¿qué te hace pensar que ésta vez yo no esté dispuesta a luchar de tu mano para enfrentar la adversidad?

El viento ha venido a sacudirnos más de una vez, tratando de robarnos la idea de libertad y de sembrarnos la duda de un amor imposible, irreal. Sin embargo, ¿cuántas veces no hemos burlado esos intentos fallidos?

¿Por qué está vez sentimos que se tambalea el mundo a nuestros pies?

Mientras sigas de mi mano, yo seguiré reinando en tu alma, y tú guiarás cada paso de mi vida.

Aférrate a mí. Si no me sueltas, yo no te dejo ir.

7 oct. 2011

Carta de amor


Para escribir cartas de amor, sólo hace falta pensar en esa persona que es capaz de activar cada fibra de nuestras emociones, y notamos cómo todos esos sentimientos se despiertan y fluyen en forma de letras.

Queremos que todo salga a la perfección. Cada frase, cada párrafo… y comienzan los borrones, hasta que logramos darle un mejor acabado.
Así es todo en el amor: tropiezos, caídas, resbalones; pero cuando hay sentimientos puros y verdadera intensión, es posible salir adelante y hacer que la relación florezca, y con ella nuestras ganas de amar.




Así te amo, con cada una de mis equivocaciones, con mis imperfecciones que son muchas, y hacen que me rinda a admirar tu exquisita inteligencia y destreza para conducir nuestra relación por un mejor camino. Te amo con cada hebra de mis cabellos, siempre alborotados, pero libres, como tus sentimientos; esos que jamás podré atar, y que sencillamente no quiero, porque esa forma de ser tuya me atrapa cada día más y más.

Amo tanto tu mirada, tu sonrisa, esa que seguramente estará presente ahora mientras lees esta  carta. Tu voz que es capaz de penetrar mis oídos, y llegar directamente a mis sentidos. 
Amo esa particular manera de ver la vida, siempre de frente sin importar nada, sin reparar siquiera en las apreciaciones de los demás. Eso te convierte en un ser auténtico.

Preguntabas qué era eso que te hacía tan especial, y no encuentro la forma de ser breve, y resumir en pocas palabras la belleza que posees y la grandeza de tu personalidad.
Amo incluso, tus gestos malhumorados y la comisura de tus labios, que quisiera sentir siempre acariciando los míos. Tu respiración acelerada, tus latidos exaltados, tus uñas en mi espalda, tus manos, tu cuerpo...




Hoy, en nuestro aniversario, pudiera prometerte el sol, la luna y las estrellas, pero qué trillado sería si lo hiciera. Por eso sólo prometeré lo que realmente puedo ofrecer. Este amor que tengo para ti, que se desborda y empapa  mi ropa, que destilo en cada parte donde vaya, que me acompaña cada madrugada, y no para de crecer. Te ofrezco días de calma y noches desordenadas. Confianza, entrega, amor, ilusión. Un universo de posibilidades  que traigo a tu disposición, para que hagas lo que quieras.

Este tiempo junto a ti, representa una maravillosa experiencia, y quiero que tengas siempre presente que TE AMO. Eres LO MEJOR que me ha pasado en años.

¡¡¡Feliz Aniversario!!!

1 oct. 2011

Sol de amor





En el ir y venir de los días, a veces me asusta que la ilusión pueda perderse, que me despierte una mañana y ya no estés para extender tus brazos, y abrigarme del frío, mientras desarreglamos la cama.

Siento miedo, de ya no escribirte sino versos tristes, y tachar una y otra vez nuestra historia de amor, en busca de un mejor comienzo, de un final feliz.

Me aterra la idea de pensar que mis manos puedan entumirse de dolor por no tocarte, y es entonces cuando quiero salir corriendo y darte el mejor de los abrazos.

Es una necesidad hermosa de regalarle a tus oídos la bendición de unas dulces palabras de amor, mientras consigo prenderme a tu cintura.

¿Me dejarás quedarme así hasta que se esconda la luna?

¡Eres mi sol de amor!

Contigo ya no hay nostalgia ni frío en el alma.

Contigo no hay pasado que me abrume, ni futuro que me perturbe. Sólo hay presente y realidad, un sabor dulce al despertar, una ilusión que crece y se renueva cada día más y más.

Un amor joven, libre como tú y yo, pero claro y genuino como el resplandor del sol.

12 sept. 2011

¡Todo pasa, menos tú!

Pasan los días, los meses, los años... y tú no pasas.
La luna mengua, desaparece, y tu mirada se mantiene inerte.


Pasa el breve instante en el que un valiente transeúnte, decide saltarse la luz del semáforo, pero esa sonrisa encantadora, no me abandona.


Pasan los girones de alegría,
pero la mía permanece intacta,
sólo por tenerte en mi vida,  
inundándome de momentos gratos y apasionados.






Pasa la primavera, el otoño.
pero el contacto de tu cálida mano no me suelta.
Está presente en cada invierno, en cada verano, en cada estación del año.


Pasa la inocencia del niño que se aventura a una nueva etapa de su vida,
pero la ilusión que nos une,
no encuentra camino de vuelta.


Todo pasa, menos tú.
Y yo soy capaz de pasar de cualquier cosa,
antes de apartarme de esa voz que me transporta,
de esa caricia que desnuda,
esa inteligencia que enamora
y tu pasión que embruja.


Pasa el dolor, pasa el tranvía,
pasa la lluvia, pasa la vida,
pasa todo, excepto tú, mi amor.

16 may. 2011

Te recuerdo como lo que eres: PASADO

Siempre hablamos del pasado como esa parte de nuestra vida que dejamos atrás. Tal vez por lo doloroso que resulta recordarlo o porque aunque quisiéramos revivirlo, por alguna razón, no deja de ser ayer.

Hoy mientras tomo mi acostumbrada taza de té, como cada tarde, pienso en tu sonrisa y esa mirada profunda que te separa de mi vida. Qué irónico, recordarte me hace tener conciencia que ahora somos dos mundos apartes, pasados sin retorno, que sólo reflejan soledad y nada más.

No es culpa mía que ahora te recuerde, porque no lo niego; lo hago, pero con indiferencia. Tal vez  en uno de esos intentos de sobrevivir a las miserias que me dabas, posiblemente me olvidé de ti, y me acordé de vivir.



Tu nombre hoy suena a pasado, y tu recuerdo se esfuma tras la humedad, y la certeza de no verte más.

9 abr. 2011

Besos de fuego

Cuando pruebe tu boca de miel
 y me queme el fuego que destila tu piel,
 mi sangre estará tan viva, que no parará de correr.


¡Bésame! 
Y siente cómo vivo entre la comisura de tus labios,
 que son míos también...

8 feb. 2011

Te extraño mientras te recuerdo


Con cada nuevo cuento que invento, se erosionan mis esperanzas de hacerte real y tenerte a mi vera, susurrándome palabras de amor y despojándome de miedos y sensaciones desidiosas, que caen como escarchas en mi cuerpo y remueven mis recuerdos, robándose cada hálito de vida…

Esa que sin tus besos, no tiene sentido…

Mientras más te pienso, más te extraño…

Olvidarte se me hace imposible y sólo vivo de recuerdos…

Compártelo si te gustó...

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...